Urdangarín inauguró la sede de Banca Cívica en EEUU

4 Ene

Más de un año y medio después de que el cuestionado duque de Palma, Iñaki Urdangarín, y la Infanta Cristina inauguraran en Washington la flamante sede de 560 metros cuadrados con la que Banca Cívica pretendía introducirse en Estados Unidos, la Reserva Federal continúa sin darle licencia a la oficina para operar, inoperancia que está sirviendo para que sindicatos, foros especializados y confidenciales cuestionen las decisiones de un SIP en el que la bicefalia y los problemas de integración a nivel directivo, junto con el debate de los  sobresueldos, saltan al primer plano.
Aunque la idea inicial era la obtención de la licencia a principios de año, lo cierto es que la incorporación de Cajasol a Banca Cívica, con Antonio Pulido al frente, que ya formaban Caja de Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias, ha retrasado el permiso hasta el punto de que los 560 metros cuadrados de la flamante sede siguen sin operar, a pesar de que se contemplaba una plantilla de 20.
La nueva sede de Banca Cívica era el primer acto de los duques en Estados Unidos desde que se instalaron en el país e Iñaki Urdangarín asumía sus cargos como consejero de Telefónica Latinoamérica y representante de la multinacional española en EEUU.

La presencia en el acto de Urdangarín y su esposa se justificó oficialmente por la vertiente social del modelo de negocio de Banca Cívica, cuyos clientes pueden decidir la distribución de una parte del beneficio de la entidad financiera entre ONG’s y entidades sin ánimo de lucro, supuestamente el mismo objeto social que el Instituto Nóos presidido hasta mediados de 2006 por el yerno del Rey.

Los planes de Banca Cívica pasaban por captar unos 300.000 clientes en EEUU hasta 2015, y la cúpula de la entidad financiera confiaba en que la presencia de Urdangarín y la hija del Rey en la inauguración de su sede contribuyeran a facilitar su implantación en el mercado estadounidense. Sin embargo, el retraso de la Reserva Federal en conceder al grupo la licencia operativa ha dado al traste con esos objetivos.

La oficina está situada en el 1.775 de la Avenida Pensilvania, a escasos 400 metros de la Casa Blanca, frente al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, 860 metros cuadrados de megalomanía y una inversión que supera los 300 millones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: