Día internacional de la igualdad salarial

22 Feb

A Igual Trabajo, Igual Salario
Las mujeres tienen que trabajar 418 días, es decir hasta el 22 de febrero, para tener el mismo salario que perciben los hombres en un año -365 días -. De ahí que el Parlamento Europeo eligiera el 22 de febrero como el Día Europeo de la Igualdad Salarial

Las cifras pasado año señalaban que la tasa media de empleo femenino en la Unión Europea es del 59,1%, pero que su aumento constante desde el año 2000 no se ha traducido en mejores condiciones de empleo para las mujeres, que siguen siendo víctimas de segregación profesional y sectorial. De hecho, aún es patente una diferencia salarial de entre el 14% y el 17,4% entre hombres y mujeres, lo que provoca que una mujer tenga que trabajar 52 días más cada año para igualar su salario al del hombre. Una brecha que es aún mayor en España donde alcanza el 26%.

Si las mujeres no acceden a empleos y salarios similares a los masculinos es debido a la existencia de un conjunto de factores, barreras y discriminaciones que se lo impiden. Muchas son las causas de esta discriminación indirecta y una de ellas es la segregación del mercado laboral. Los sectores feminizados son precisamente los menos valorados y peor remunerados; otra es que los lugares mejor remunerados, los de mayor responsabilidad están ocupados casi en exclusiva por hombres.
Los estereotipos culturales, la falta de corresponsabilidad en los trabajos domésticos y de cuidados también agravan esta discriminación, puesto que son las mujeres las que sufren más la precariedad laboral y tienen que reducir sus jornadas de trabajo para poder conciliar la vida familiar con la laboral, con contratos a tiempo parcial o abandonando el mercado de trabajo.
Y si antes de la crisis actual las mujeres ya estaban en una situación de desigualdad, ésta no ha hecho sino agravar más las discriminaciones. .Esta discriminación salarial incide en las prestaciones por paro y las futuras pensiones, son como media un 28,2% más bajas que las de los hombres. El riesgo más alto de pobreza lo sufren las mujeres mayores que viven solas y las familias monomarentales. Una de cada cuatro mujeres mayores vive en el umbral de la pobreza.
Las políticas neoliberales y los recortes en servicios públicos y en políticas de igualdad que están adoptándose por los gobiernos, no hacen más que agravar las discriminaciones. En el ámbito laboral, las promesas de planes de igualdad -herramienta para trabajar la discriminación salarial- han quedado en papel mojado porque no se destinan recursos o sencillamente no se han elaborado todavía se ha de cumplir además la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, que en su artículo 45, establece que “las empresas están obligadas a
respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los representantes legales de los trabajadores en la forma que se determine en la legislación laboral”.

Por todo ello, desde la Asociación “La Rueda” seguiremos apoyando, entre otras medidas, la mejora de la cualificación que conduzca a la equiparación de retribuciones, la eliminación de denominaciones sexistas en la clasificación profesional, y reivindicando modificaciones legales para reforzar el papel de la negociación colectiva en la lucha contra esta lacra social.

Asociación para la Defensa de la Mujer
“La Rueda”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: