El pánico en la cara

27 Feb
“No me pegues, no me pegues”, suplicaba Anna P. al policía. “Vete, vete a casa”, respondía el agente. “No me voy, estoy aquí defendiendo mis derechos”. El policía, al verla tan afectada, la tomó del brazo y la encaminó hacia otra calle. Era la tarde del pasado lunes en Valencia.

La chica estaba junto a otros manifestantes en la acera y la policía cargó contra ellos. Todos salieron corriendo, pero ella se quedó paralizada de miedo contra la pared. Las piernas no le funcionaron, y simplemente empezó a gritar “no me pegues! no me pegues!” totalmente aterrorizada.

Marc Sardón, un estudiante de 26 años de Ingeniería Informática en la Universitat de València, amante del fotoperiodismo captó ese momento. Era el lunes, 20, a las 18,37 horas. Aquella fue la tarde con varias cargas policiales, 26 detenidos y decenas de heridos.

La joven, que cursa primero de bachillerato, cuenta que aquella tarde recibió varios golpes: “Me dieron por la espalda mientras corría”. Sardón retrató el pánico en su rostro al final de la calle Colón, ante el número 2 de Navarro Reverter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: