Red Alternativa de Grupos ante la reforma laboral

10 Mar

La Red Alternativa de Grupos se dirige a la opinión pública burgalesa, para manifestar su apoyo y solidaridad con los actos de protesta ciudadana que han sido o puedan ser convocados contra la reforma laboral, planteada por el actual Gobierno.

Para millones de personas de este país, la reforma supone quebrar alguno de los principios sobre los que se asienta nuestra convivencia social y nuestra propia Constitución, que en su artículo 1º  define a España como un Estado social y democrático de Derecho. La reforma que pretende el Gobierno de Mariano Rajoy es la número 52, de las reformas laborales que se han efectuado en nuestro país desde la aprobación del Estatuto de los Trabajadores, en el año 1980. La supuesta rigidez de nuestra legislación laboral es un cuento, narrado por un gobierno que no está al servicio de la ciudadania, sino sólo de una pequeña y escogida parte de ella. Todas las reformas efectuadas han supuesto sobre todo la limitación o el recorte de derechos, pero el alcance y profundidad de la que hoy se nos pretende imponer, supone dinamitar todo el derecho laboral construido en la etapa democrática y desequilibrar profundamente el marco de las relaciones laborales en  favor del empresariado, que consigue con plena satisfacción gran parte de sus reivindicaciones, devolviéndonos a las etapas sombrías y profundamente injustas del capitalismo decimonónico. En nuestra sociedad no sobra nadie, ni empresarios ni trabajadores, pero no se puede pretender que tan sólo una parte del cuerpo social obtenga los beneficios de la producción y otra sea sometida a una inseguridad material y jurídica insoportable.

El empleo se crea reemplazando un sistema productivo hundido, principalmente por la gestión irresponsable de la banca y el ladrillo, por otro más sostenible y racional. La reforma laboral no va a generar el empleo que necesitamos, más bien en las primeras fases va a servir para destruir empleo, pues las grandes empresas principalmente se van a dedicar a reestructurar sus plantillas, eliminando mano de obra a un coste inferior en un 50% al actual o sustituyendo a los trabajadores más antiguos por jóvenes empleados con mini sueldos. A medio plazo, esta reforma va a crear un tejido productivo sustentado en una mano de obra barata y con escasos derechos, cuya vida laboral y familiar será un continuo sin vivir, pues no habrá manera de conciliarla.

El aumento de la productividad no se obtiene precisamente recortando derechos y humillando al asalariado, sino mejorando sustancialmente la formación, alentando la investigación, creando modos de gestión de las empresas más democráticos y participativos, que incluyan al trabajador, a su talento y voluntad, y no le excluyan como si fuera una cosa o una simple mercancía.

Para implantar esta reforma,  se empodera al empresariado y se desprestigia y margina a las organizaciones sindicales, se infunde el miedo y se enfrenta a unos trabajadores  con otros.

            Estas son algunas de las razones que nos empujan a tomar partido en este momento grave de nuestra sociedad. No debemos ni podemos mirar a otro lado. Las reformas planteadas  afectan a todos las personas. Hay que manifestar cívicamente nuestro profundo rechazo a esta reforma laboral, dictada y teledirigida por los mismos que han creado esta crisis, una crisis del “capitalismo de casino” que nos ha dominado desde hace demasiado tiempo.

Red Alternativa de Grupos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: